Fecha de creación

07 Septiembre 2017
La conjunción de riqueza natural, historia, diversidad cultural y calidad humana de los colombianos hacen que el turismo en Colombia tenga un sentido especial para los viajeros internacionales, quienes en un mismo territorio encuentran múltiples y originales experiencias turísticas. Conozca los lugares que debe visitar en el país suramericano.

“Colombia está en un proceso de transición en el que el turismo se está convirtiendo en un motor determinante para el desarrollo económico de un nuevo país, un territorio más grande porque se abren al mundo nueve departamentos que estuvieron afectados por el conflicto armado y que ahora podrán ofrecer sus atractivos turísticos”.
 


Así lo asegura Felipe Jaramillo,  presidente de ProColombia, la organización que promueve internacionalmente las exportaciones, la inversión, el turismo, y la Marca País Colombia, refiriéndose a regiones como Bolívar, Córdoba, Caquetá, Putumayo, Casanare, Vichada, Guaviare, Guainía y Meta.
 
Añade que el turismo es hoy la segunda industria más importante. De hecho en los últimos diez años los turistas internacionales han crecido a un 12% ciento anual, cifra tres veces mayor a la tasa de crecimiento mundial, alcanzando más de 5 millones de visitantes en el 2016, según cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Migración Colombia. 
 
Es un país lleno de contrastes. Muchas veces la realidad supera la ficción y sobresalen lugares turísticos con vivencias diferentes, que solo pueden vivirse allí, dado que el territorio tiene una posición geográfica privilegiada que lo ubica como el segundo país más biodiverso del planeta.
 
Esto permite que albergue el 20% de las aves del mundo, posicionándolo como el número uno en diversidad del planeta con más de 1.900 especies identificadas y convirtiéndolo en el paraíso para los aficionados a las aves. Inclusive, ganó el Gran Día Mundial de Observación de Aves o el Global Big Day 2017, actividad que hace el Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell, al registrar el mayor número de aves vistas en un día: 1.486.
 
No es fortuito que Lonely Planet, la guía de viajes más reconocida del mundo, haya elegido a Colombia como el segundo mejor destino para visitar en el 2017. Forbes, Condé Nast Traveller o Frommer's, entre otras publicaciones, también lo destacan.   
 
Además de la observación de aves, hay otros planes llamativos para los turistas como la práctica de pesca deportiva en río. Uno de los escenarios naturales es el departamento del Vichada. Allí, en el río que lleva su mismo nombre, se puede capturar el pez Pavón o Tucunare, animales de más de 26 libras de peso.
 
Igualmente, uno de los espectáculos más atractivos para los viajeros sucede en la costa del Pacífico. Se trata de la llegada de ballenas jorobadas provenientes de la Antártida, quienes recorren 8.500 kilómetros para llegar entre julio y noviembre a las aguas tibias colombianas para aparearse y dar a luz. 
 

El Paisaje Cultural Cafetero, declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad, es otra de las regiones del país que son un referente mundial, pues allí los visitantes pueden disfrutar de la experiencia del café en haciendas emblemáticas, y conocer el proceso de uno de los mejores granos del mundo directamente de quienes lo cultivan.
 
En Bogotá, la capital del país suramericano, empieza la ruta precolombina para conocer cómo nació la leyenda de El Dorado. La primera parada es en el Museo del Oro donde se encuentra la colección más importante del mundo en su género, con 34.000 piezas de orfebrería y 20.000 de objetos pertenecientes a las culturas precolombinas. El recorrido termina a las afueras de la ciudad en la Laguna de Guatavita, de la que no se conoce fondo y en donde se cree están todas las ofrendas que le hacían los indígenas al dios sol.
 
La alegría y amabilidad hacen parte del ADN de los colombianos. Durante el año se realizan diversas ferias y fiestas en todo el país, algunos son patrimonio de la humanidad declaradas por la Unesco como el Carnaval de Barranquilla.
 
Otras festividades reconocidas son el Carnaval de Negros y Blancos en Pasto, en el que todos se maquillan la cara para celebrar la igualdad de razas; y la Feria de las Flores en Medellín, con el tradicional desfile de silleteros, campesinos que producen arreglos representativos de flores y los cargan en sus espaldas.
 
Colombia es un lugar atractivo para pasar las vacaciones y también para hacer reuniones, convenciones y congresos. Desde matrimonios hasta conciertos y conferencias se realizan en lugares poco convencionales como la Catedral de Sal en Zipaquirá, una de las dos que quedan bajo tierra en el mundo; o en el Castillo de San Felipe en Cartagena.
 
En 2016, el turismo de reuniones generó ingresos para Colombia por más de US$785 millones. El país ha sido escenario de eventos de talla mundial como la Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz en Bogotá en febrero de 2017; y el Foro Económico Mundial en Medellín en 2016.  En octubre se realizará el One Young World en Bogotá, donde se espera reunir a 2.000 personas y el próximo año en la ciudad de Barranquilla tendrán lugar los Juegos Centroamericanos y del Caribe.
 
El Gobierno Nacional de Colombia basa su promoción internacional en esa ‘originalidad’ del país y en la naturaleza, pues son algunos de sus principales atractivos. La estrategia para la aumentar los viajeros internacionales se enfocará en posicionar a Colombia como un destino en paz que ofrece experiencias de naturaleza y cultura con criterios de sostenibilidad.

Descargas