Panela orgánica y mochilas, productos con potencial exportador de los arhuacos

Fecha de creación

15 Diciembre 2017
La comunidad en la Sierra Nevada de Santa Marta trabaja en proyectos productivos para llegar a los mercados internacionales. De la mano de ProColombia esperan vender panela y mochilas a países como Alemania que reconocen la labor indígena de Colombia.


Por Cinthya Ruiz

El proceso de exportación de un producto elaborado por una comunidad indígena en Colombia puede tardar hasta seis años. Dependerá del esfuerzo que dedique la población a mejorar los productos para llevarlos como se requieren en el exterior, de normas fitosanitarias (si se trata de alimentos) y de qué tan unidos estén como comunidad para exportar. 

En este trabajo se encuentra Asoarhuaco, asociación de los indígenas arhuacos de la Sierra Nevada en el Magdalena en la zona de Fundación, a tres horas de Santa Marta.
Asoarhuaco, asociación de los indígenas arhuacos de la Sierra Nevada en el Magdalena en la zona de Fundación, a tres horas de Santa Marta.

En este trabajo se encuentra Asoarhuaco, asociación de los indígenas arhuacos de la Sierra Nevada en el Magdalena en la zona de Fundación, a tres horas de Santa Marta. Allí, las decisiones se toman en conjunto, y los líderes de cada región se reúnen para pensar sobre cuál es el siguiente paso para exportar panela orgánica en polvo y mochilas. 

La cita es siempre en Kankawarwa, el centro de pensamiento de los indígenas. “Hace mucho tiempo hemos trabajado la panela en menor cantidad para el consumo familiar, pero ya con el crecimiento poblacional hemos pensado en ampliar la producción para dar a la región y comercializar el producto”, aseguró Luis Enrique Salcedo, líder y productor de panela en Fundación.

La cita es siempre en Kankawarwa, el centro de pensamiento de los indígenas.
La cita es siempre en Kankawarwa, el centro de pensamiento de los indígenas.

La preparación y luego la comercialización beneficiaría a cerca de 850 familias que representan a 4.000 indígenas que cultivan caña de panela orgánica, sin fertilizantes, dejando que la tierra haga su labor.  

Con esta intención, ProColombia empezó el trabajo de adecuación de la panela. “Los productos orgánicos tienen alta oportunidad en el exterior porque en los últimos diez años el consumidor internacional duplicó su gasto en este tipo de alimentos, especialmente en mercados como el de Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea. En el caso de la panela la utilizan como sustituto del azúcar, reconociendo sus propiedades nutricionales”, afirmó Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia. 

En este trabajo, encontró a Doña Panela como un mentor para lograr exportar la panela pulverizada a Alemania.
En este trabajo, encontró a Doña Panela como un mentor para lograr exportar la panela pulverizada a Alemania.

La organización lleva cinco años trabajando con la comunidad para que la panela llegue a ser de tipo exportación y pueda ser un sustento económico para las familias. En este trabajo, encontró a Doña Panela como un mentor para lograr exportar la panela pulverizada a Alemania. En una visita al trapiche de Fundación, los expertos de la empresa hicieron pruebas técnicas sobre la calidad del producto y enseñaron durante dos días, cómo podían mejorar la productividad de la planta. 

“Nuestra compañía decidió apoyar estas alianzas de pequeños productores que cuentan con el acompañamiento de ProColombia, que están dispuestos a organizarse y especializarse para cumplir con las cantidades y altos estándares de calidad exigidas por el mercado. Así mismo, nos permite compartir recursos financieros y de personal, garantizando el crecimiento de todos nosotros”, dijo Carolina Aranda, gerente general de Doña Panela. 

Dentro de los planes de la empresa está generar estas alianzas productivas de aquí a 2020. “Somos campesinos y sabemos lo que significa serlo en este país, por eso queremos ser ejemplo, y demostrar al mundo que de la mano de todos podemos ser más grandes, sin dejar a un lado la responsabilidad social y ambiental”, agregó la empresaria.

Dentro de los planes de la empresa está generar estas alianzas productivas de aquí a 2020.
Dentro de los planes de la empresa está generar estas alianzas productivas de aquí a 2020.

Doña Panela reconoce que la panela orgánica es reconocida en países de gran poder adquisitivo como Alemania, Inglaterra, Corea del Sur, Australia y que hay un crecimiento e interés en Latinoamérica en países como Chile, Argentina, México y Colombia.

“Cuando uno piensa hacerlo más tecnificado, en mejorar la calidad de la panela a la exigencia de los consumidores, hemos buscado a ProColombia y a Doña Panela en aras de mejorar la producción”, afirmó Rogelio Mejía, gobernador arhuaco del Magdalena y de la Guajira.

 

La elaboración puede tardar hasta dos meses en manos de las mujeres de la comunidad.
La elaboración puede tardar hasta dos meses en manos de las mujeres de la comunidad.

Las mochilas, trabajo artesanal de las mujeres de la comunidad

Los indígenas reconocen que entre ellos deben organizarse para lograr ser sostenibles económicamente, generar mayores ingresos y prosperidad para sus familias. Así surgió la iniciativa de comercializar de manera directa las mochilas arhuacas.

La elaboración puede tardar hasta dos meses en manos de las mujeres de la comunidad. Los indígenas, cansados de ver cómo los intermediarios compraban sus mochilas y las vendían al exterior a precios mucho más altos, decidieron trabajar en equipo para dejar atrás a quienes comercializaban su producto y empezar a hacerlo de manera directa.

Las mochilas arhuacas y la panela orgánica son dos de los productos que tienen una conexión entre la comunidad y su territorio.
Las mochilas arhuacas y la panela orgánica son dos de los productos que tienen una conexión entre la comunidad y su territorio.

ProColombia consiguió que Artesanías de Colombia trabajara con las mujeres de Kankawarwa para mejorar las mochilas y comenzar a venderlas en escenarios como Expoartesanías y Expoartesano. “Nosotros trabajamos con ProColombia en el registro de la marca. Siempre ha estado a disposición de apoyar a las comunidades indígenas a salir adelante. También nos ayudó para vincularnos con Artesanías de Colombia y trabajar como Asoarhuaco”, aseguró Judith Marina Torres, esposa de Rogelio y líder de las mujeres para el proyecto de exportación de las mochilas.

Para exportarlas, la comunidad de esta zona debe montar una página web y modelar sus costos de exportación para saber cuál será el valor real de una pieza, en este trabajo se encuentra con el área de proyectos sostenibles de ProColombia.  

Las mochilas arhuacas y la panela orgánica son dos de los productos que tienen una conexión entre la comunidad y su territorio. Mientras las mochilas representan la tierra, las nubes y las montañas, para producir caña hay que preparar a la tierra, y como lo asegura Luis Enrique hay que bautizarla para que se coseche un buen producto.

Las mochilas representan la tierra, las nubes y las montañas colombianas.
Las mochilas representan la tierra, las nubes y las montañas colombianas.

Los indígenas esperan que en 2018 ambos productos estén listos para la exportación. El camino por recorrer de Colombia es largo, no obstante, la nueva etapa de postconflicto en la que se encuentra el país es un atractivo para que más consumidores se interesen por conocer la oferta local en esta categoría de producto que en su mayoría de veces, coincide con estar ubicada en zonas que vivieron el conflicto armado. 

 

Indígenas Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta.
Indígenas Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Tendencias de consumo de alimentos orgánicos en el mundo

  • Suiza, Dinamarca, Suecia y Luxemburgo representan los países con mayor consumo per cápita de alimentos orgánicos en el mundo.
  • Según cifras del Instituto de Investigación para la Agricultura Orgánica (Filb, por sus siglas en inglés) el consumidor de este tipo de alimentos duplicó su gasto en orgánicos en los últimos 12 años. 
  • Actualmente en el mundo hay 179 países que producen alimentos con estas características y Colombia se encuentra dentro de la lista. Mientras Australia es el principal productor con 22,6 millones de hectáreas, Colombia alcanza -según Filb- 31.621 hectáreas y es el décimo país en América Latina con área orgánica sembrada. 

ProColombia apoya proyectos sostenibles de comunidades indígenas

  • La organización diseña y desarrolla proyectos de exportación con comunidades indígenas o de regiones de postconflicto para que esta sea una vía para su crecimiento sostenible. El apoyo que reciben consiste en adecuación del producto, normas internacionales y marketing.
  • ProColombia considera y respeta las tradiciones culturales de las comunidades como parte del proceso de exportación.
  • Actualmente trabaja con la comunidad de indígenas arhuacos y con asociaciones de El Salado y Palenque de Bolívar.