Turismo de naturaleza, la apuesta de Colombia para atraer viajeros internacionales

15 Noviembre 2017
Del 16 al 17 de noviembre Bucaramanga será sede de ProColombia Nature Travel Mart, rueda de negocios especializada en turismo de naturaleza.

Avistamiento de aves, turismo ecuestre, comunitario, ciclismo, senderismo, buceo o aventura son experiencias que 90 empresarios colombianos provenientes de 17 departamentos le mostrarán a 66 compradores internacionales que confirmaron su participación en la quinta versión de ProColombia Nature Travel Mart.

El encuentro, en el que se esperan 1.800 citas de negocios, es uno de los más relevantes en la industria del turismo en Colombia por especializarse en la promoción de actividades de naturaleza y aventura. En esta oportunidad se organiza por primera vez en Bucaramanga el 16 y 17 de noviembre en el Hotel Club Campestre.

Santander participará con seis empresarios, quienes se encargarán de mostrar la oferta en lugares históricos y pueblos patrimonio como Barichara, caminatas y parapente en medio de los imponentes paisajes del Cañón del Chicamocha, la experiencia del café en una finca cafetera o actividades de escalada en la vereda La Mojarra.

“Escogimos a Bucaramanga como sede por su capacidad para recibir eventos como este, además de sus atractivos turísticos. Para este encuentro hay nuevos lugares que entran a la promoción internacional y nuestro interés es que viajeros extranjeros los visiten y encuentren todo tipo de maravillas. Entre las novedades está el departamento de Casanare, una de las nuevas regiones que hacen parte de nuestro trabajo misional y que se presentarán en esta rueda de negocios”, explicó Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia.

Empresas como History Travelers, de La Guajira, ofrecerá las experiencias en turismo comunitario en el extremo norte del país. También Cielo y Tierra, de Nariño, presentará actividades como caminatas en el río Ñambi, en el Volcán Azufral o en el Santuario de Flora y Fauna en la isla La Corota. Por el Chocó, la empresa Xplora tiene planes en las playas y cascadas de Nuquí o las excursiones en el Parque Nacional Natural de Utría. 

Los 66 empresarios internacionales que asistirán a esta rueda de negocios tuvieron la oportunidad de participar en dichos viajes días previos al evento, pues ProColombia organizó 13 viajes de familiarización para explorar regiones como Nariño, Casanare, Chocó, Cundinamarca o el Paisaje Cultural Cafetero.

De acuerdo con Jaramillo, la organización ha consolidado en este último año esfuerzos para promocionar una Colombia más grande, más incluyente. “Colombia tiene una riqueza natural exuberante, con regiones todavía desconocidas para el turista internacional. El objetivo de esta gran rueda de negocios es promover los nuevos destinos de paz que ofrece el país”, destacó.

Este es un evento que busca mostrar a Colombia como destino con potencial para hacer turismo de naturaleza, con el objetivo de incrementar las metas alcanzadas el año pasado en Pereira, en la que se estimó que cerca de 400.000 viajeros llegarían entre 6 meses y un año a Colombia, cuyos viajes alcanzarían un gasto cercano a los 502 millones de dólares.

Regiones inexploradas se suman a la oferta de turismo de naturaleza

 

ProColombia busca que más personas en el mundo se enteren de una ‘Colombia más grande’, en donde el producto de naturaleza es protagonista. Para lograrlo, se está estudiando el potencial de aquellas zonas del país ricas en biodiversidad, las cuales en el pasado fueron afectadas por el conflicto.

Así se busca mostrar al mundo la oferta en naturaleza y aventura que ofrecen  Caquetá,  Putumayo , Casanare, Vichada, Guaviare y Guainía ; las experiencias culturales de Córdoba y Bolívar; y Meta como destino de viajes de incentivos.

Comunidades de esas regiones han encontrado en el turismo una alternativa de ingresos dentro de la legalidad en reemplazo de las antiguas economías del conflicto. Por eso, ProColombia, como parte de su estrategia, está trabajando en la validación de la oferta en esas regiones con el propósito de acompañarlos en la adecuación y promoción de su producto al mercado internacional.

 

¿Qué experiencias se conocerán de Colombia en PNTM?

 

Montar a caballo por campos abiertos en pueblos de Cundinamarca, conocer el Valle del Cocora en bicicleta, hacer avistamiento de aves el Hato de la Aurora (Casanare), conocer pueblos patrimonio como Barichara (Santander), hacer turismo comunitario en La Guajira o disfrutar de cascadas en Nuquí (Chocó), son una pequeña muestra de las experiencias que van a conocer los empresarios internacionales.

Las nuevas regiones que participarán en esta rueda de negocios son Casanare y Caquetá, dos regiones con reservas naturales importantes. El primer departamento es reconocido por la extensa fauna que tiene. Monos, anacondas, aves, cocodrilos, entre otros animales habitan allí. Muchos afirman que la experiencia vivida en Casanare es como la de un safari en África debido al número de animales que se aprecian en su hábitat natural.

Caquetá por su parte, es una región conformada por grandes zonas naturales como los Parques Nacionales Naturales de Cordillera de Los Picachos y Serranía de Chiribiquete o la serranía de Araracuara. De estos lugares hay registros de felinos silvestres como el jaguar o el puma, especies importantes para la sostenibilidad de las riquezas naturales de Colombia.

 

¿Por qué Colombia tiene potencial en turismo de naturaleza?

 

El país tiene el mayor número de especies de aves, al contar con más de 1.920, de las cuales 79 son endémicas y, además, con el mayor número de orquídeas al tener 4.270, de las cuales 1.467 endémicas, de acuerdo con cifras del Sistema de Información sobre Biodiversidad en Colombia (SIB).

Asimismo, es el segundo país con mayor número de anfibios (803 con 367 endémicos), mariposas (3.274 con 350 endémicas) y peces dulciacuícolas (1.435 con 311 endémicos). Finalmente, es tercero en palmas (289 con 47 endémicas) y reptiles (537 con 115 endémicos) y el cuarto en mamíferos (492 con 34 endémicos).

En cuanto a ecosistemas, Colombia tiene el 50 por ciento de los páramos del mundo, los cuales ocupan el 2,5 por ciento de la superficie total del país. Además, el páramo de Sumapaz, ubicado en Cundinamarca, es el más grande del mundo, y el páramo de Ocetá, en Boyacá, es uno de los más hermosos del planeta.

Los bosques secos tropicales son considerados ecosistemas prioritarios para la conservación de la diversidad y exclusividad biológica colombiana, los cuales están concentrados en el Caribe (Magdalena, Atlántico, Barranquilla y La Guajira). Por su parte, los bosques ocupan cerca del 50 por ciento del territorio y proveen servicios ecosistémicos vitales para el país.