Entérese de las oportunidades para la industria de los agroalimentos

01 Diciembre 2022
Colombia está llamada a ser una de las despensas del mundo y, en este sentido, el sector agrícola se está fortaleciendo para lograr exportar cada vez más sus productos al mundo. De acuerdo con cifras del DANE, entre enero y junio de 2022 se han exportado más de 5 mil millones de dólares en agroalimentos, es decir, un 34% más que en el mismo periodo de 2021.

Ahora bien, se debe entender que el contexto internacional es variable y ahora la demanda apunta a encontrar alimentos y bebidas que beneficien a la salud, efecto de la pandemia, y que además estos cumplan con requisitos sostenibles y lo más naturales posibles. Un ejemplo de ello es que hoy en China, el 70% de los adultos incluyen en su dieta alimentos que refuercen su sistema inmunológico.

En este mismo sentido, y de acuerdo con Euromonitor, el 62% de los consumidores mundiales equipara “estar sano” con “tener un sistema inmunitario sano”, que es la segunda respuesta más popular después del bienestar mental, en 2022. Además, el número de los que consideran que el consumo de vitaminas y suplementos tiene un alto impacto en la inmunidad aumentó del 32% en 2021 al 33% en 2022.

Por las anteriores razones, los sectores agrícolas necesitan ajustarse a estas demandas. Por eso, a continuación presentamos las tendencias globales de algunos productos y cómo sus consumidores ahora están demandándolos: 

Sostenibilidad, clave para la exportación del café y sus derivados.

Como primer dato, Colombia es el tercer productor mundial de café verde en el mundo, después de Brasil y Vietnam, teniendo una participación del 7,6%.

De otro lado, hay dos factores clave alrededor de la producción y distribución del café. Primero, los precios internacionales de este producto están al alza debido al aumento de los fertilizantes y, segundo, gracias a que las reuniones sociales y la presencialidad en distintos entornos están volviendo a la normalidad luego de la pandemia, la demanda de café se ha recuperado en Estados Unidos, Alemania, Italia, Japón y Bélgica, siendo estos los países que más importan este grano. 

Se deben tener en cuenta tres aspectos muy importantes a la hora de ofrecer este producto: 

El cambio climático: gran parte de la producción mundial se da en regiones muy vulnerables al cambio climático, con fenómenos climáticos inusuales y catástrofes naturales recurrentes, como sequías, lluvias excesivas y heladas que devastan los rendimientos del café. 

Diversificación de productos: la base de consumidores sigue creciendo, tanto en las economías en desarrollo como en las desarrolladas, debido a los cambios en los patrones de consumo y a la creciente influencia de las redes sociales, que exigen cada vez más sabores únicos y productos más personalizados.

Sostenibilidad económica, ambiental y social: la importancia de una remuneración justa para las comunidades cafeteras se está convirtiendo en una parte importante para el comercio mundial del café, con la creciente preocupación por la responsabilidad social y las nuevas certificaciones de comercio justo que empujan a las empresas cafeteras a garantizar salarios y condiciones de trabajo justos para los agricultores. A medida que aumenta la demanda de café sostenible en el mercado, también se anima a los comerciantes a adoptar normas para proteger la expansión de los rendimientos del café para proteger la biodiversidad. 

 

Demanda de más frutas frescas orgánicas, naturales y sostenibles

Es importante tener en cuenta que es más probable que su producto sea aceptado en mercados internacionales, en especial compradores europeos, si se cumplen con iniciativas de sostenibilidad. Hoy en día los consumidores se interesan cada vez más por las frutas producidas y comercializadas con prácticas sostenibles, lo que significa que parte de la cadena de suministro debe ser responsable con las condiciones de trabajo, el uso del agua o la gestión de los residuos, entre otros eslabones.

Ejemplo de esto es que Europa espera convertirse en el primer continente climáticamente neutro en 2050 y en este propósito, se creó la política Green Deal el cual influirá en la forma de utilizar los recursos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta iniciativa tiene como objetivo hacer que los sistemas alimentarios sean justos, saludables y respetuosos con el medio ambiente. Además, garantizará la producción sostenible de alimentos y abordará, por ejemplo, el uso sostenible de plaguicidas, el envasado y los residuos alimentarios. 

 

Origen sostenible e innovación: factores clave para el cacao 

Colombia es el noveno mayor productor de cacao en el mundo y el cuarto de Latinoamérica y este producto, como los anteriores, también debe garantizar parámetros sostenibles si quiere llegar a más consumidores. La transparencia sobre los orígenes de los ingredientes muestra que a los consumidores realmente les importa de dónde provienen sus alimentos, cómo se producen y cuál es realmente su costo ambiental y ético. 

También es importante elegir productos con envases sostenibles, pues esto permite que los consumidores sientan que están contribuyendo al planeta. 

Otros aspectos para el sector son la innovación, de acuerdo con Erumonitor, el 44% de los consumidores de chocolate en Reino Unido preferirían adquirir un producto de chocolate que tenga un nuevo sabor. También es muy bien recibido que los productos estimules los sentidos, esto significa que la demanda busca texturas cada vez más creativas.

Descargas