27 Abril 2021
Factores como el talento humano calificado, la ubicación estratégica del país y el creciente posicionamiento de Colombia en la industria audiovisual internacional, fueron determinantes para que Folks estableciera una sede en Bogotá, que se suma los estudios que tiene en Montreal y Toronto.

Colombia se constituyó como la punta de lanza para la expansión en América Latina de una multinacional canadiense de efectos visuales que le presta sus servicios a grandes compañías como Netflix, CBS, HBO y Amazon Studios.

Se trata de Folks, compañía que fortaleció su operación al fusionarse con FuseFX, empresa con estudios de efectos visuales en Los Ángeles, Nueva York, Atlanta y Vancouver; y también con la adquisición de Rising Sun Pictures con sede en Adelaida, Australia, ampliando su presencia en ocho locaciones en Norteamérica, Suramérica y Oceanía.

La apuesta de la compañía en Colombia se enfoca en desarrollar efectos visuales de avanzada del nivel de Hollywood, con tecnología de punta, conocimiento artístico y con foco en la exportación de este tipo servicios, para atender el mercado de Latinoamérica y Estados Unidos.

“Es un mercado con mucho talento y donde hay una gran oportunidad para desarrollar el mundo de los VFX (efectos visuales) creando industria y de su mano empleo, formación y capacitación que permita a los profesionales crecer en el país y evitar la fuga de talentos. Ese es uno de nuestros objetivos con nuestra presencia en Bogotá, que nuestros profesionales puedan trabajar en proyectos internacionales desde Colombia y capacitarse desde aquí. El potencial es enorme”, sostiene Andrea Espinal, directora de Studio y supervisora de VFX para Folks en Colombia.

De acuerdo con Espinal, desde el país han trabajado en producciones como Motherland Fort Salem, Blood & Treasure, Siren, Black Monday, Siempre bruja, Mil colmillos, Monarca, Somos; e Historia de un crimen: Colmenares; entre otras de productoras como Netflix, CBS, HBO y Amazon Studios.  “Estamos trabajando productos para Estados Unidos, Canadá, México y producciones para Colombia, nuestro compromiso es formar una industria responsable y competitiva aquí,” afirmó.

De acuerdo con análisis de ProColombia e Invest in Bogota, con información del Dane, la capital del país es el epicentro nacional de la industria audiovisual, el 40 % de las cerca de 9.000 empresas que constituyen el ecosistema empresarial de las industrias creativas en Bogotá tienen como actividad principal la producción, transmisión y/o postproducción de contenidos para el sector audiovisual.

“La presencia de Folks en Colombia refleja el potencial con el que cuentan las industrias creativas y la economía naranja para para atraer grandes estudios internacionales que ven en el mercado colombiano una oportunidad ideal para instalarse y aprovechar las ventajas que ofrece, como incentivos tributarios, talento, diversidad de locaciones, entre otros. Estas industrias que tienen un adn de innovación cobran aún mayor relevancia en la coyuntura actual, dada su capacidad de transformarse y seguir aportando al desarrollo de Colombia. Esta inversión es otro ejemplo de cómo nuestro país se proyecta como locación para el nearshoring con disponibilidad de servicios y una cercanía estratégica con mercados objetivos”, afirmó Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

Si bien la actual coyuntura mundial que se vive por cuenta del coronavirus ha tenido impactos en los que el sector audiovisual no es ajeno, las perspectivas de Folks en el país para el futuro son positivas. La compañía continúa trabajando en producciones internacionales y busca cerrar 2021 con cerca de 40 posiciones laborales y en una perspectiva más amplia llegar a cerca de 100, con perfiles artísticos en especialidades digitales de 3D, 2D, composición, gráficos entre otros.

Canadá es el sexto mayor inversionista del mundo en Colombia. En la última década la inversión generada desde este mercado ascendió a US$5.969 millones, según la Balanza de Pagos del Banco de la República y se ha concentrado en sectores como: agroalimentos, energía, BPO, servicios financieros, transporte aéreo, industria farmacéutica y segmentos minero energéticos, entre otros.

El sector de las industrias creativas y economía naranja continúa en auge y desarrollo. Durante 2020 concentró inversiones de capital extranjero por US$75 millones, cifra que espera duplicarse durante 2021. El Gobierno Nacional promueve el desarrollo de este segmento que es uno de los pilares para la transición de la economía de materias primas a una economía de conocimiento y de cultura y que busca tener un rol protagónico en los modelos de desarrollo e intervención. 

Descargas