Las mochilas wayúu y arhuacas que cautivan a Europa

30 Agosto 2022
La empresa Flor de Cali, creada por una colombiana radicada en Barcelona, España, ya llega con sus productos a Polonia, Holanda, Francia, Alemania e Italia. Su objetivo es llegar en el corto plazo a Oriente Medio y abordar, más adelante, destinos como Estados Unidos, Canadá y otros territorios en Asia.

Un cáncer de mama hizo que la enfermera vallecaucana María Fernanda Muñoz volviera a Colombia en 2017, luego de estar radicada por casi una década en Barcelona, España. Al estar cerca de su familia y recibir el tratamiento adecuado pudo superar la enfermedad, y antes de devolverse a España le sugirieron llevarse unas mochilas artesanales para venderlas en Europa.

“Las ventas ese año fueron un éxito con las pocas unidades que traje de vuelta conmigo, por lo que decidí ampliar el pedido y explorar nuevas regiones proveedoras en Colombia con productos como las hamacas de San Jacinto, las mochilas tanto wayúu como arhuacas y kankuamas, calzado de La Guajira y Norte de Santander, pesebres en cerámica de Santander, entre otros”, describió María Fernando Muñoz, quien creó la compañía Flor de Cali, que tiene sede en Cali y una tienda en Barcelona, desde donde distribuyen a Países Bajos, Francia, Alemania, Polonia e Italia.

Muñoz indicó que actualmente están trabajando con cerca de 200 artesanos y distintas comunidades indígenas de Colombia, donde el punto principal es vender bienes hechos a mano, “que es un gran valor agregado para el consumidor internacional. De igual forma, nuestro propósito es tener un precio adecuado, tanto para el artesano como para el comprador”. La compañía ha logrado ofrecer empleos directos e indirectos a familias de la comunidad Wayuu expresamente para esta gran exportación, y a madres trabajadoras cabezas de familia.

La empresaria enfatizó que cerca del “70% de las exportaciones ha sido gracias al apoyo de ProColombia. Hemos participado en distintas macrorruedas internacionales que han sido fundamentales para nosotros. También nos presentaron a Biedronka, una gran superficie en Polonia, que nos compró casi medio millón de dólares por 24.000 mochilas para ser distribuidas en unas 2.000 tiendas que tienen en ese país”.

Por su parte, Catalina Hernández, Vicepresidenta Encargada de ProColombia, manifestó que “las piezas artesanales de nuestras regiones, que tienen una historia detrás de cada producto, son muy apetecidas en varios países europeos y en Estados Unidos. Seguiremos acompañando a las empresas de este sector para que puedan posicionarse con más fuerza en nichos de mercado en otros países, gracias a su calidad y diseños”.

Flor de Cali tiene como meta ampliar su capacidad de producción, con ventas internacionales a gran escala de cestería y un gran volumen de hamacas, con el fin de seguir creciendo en exportaciones, llegando a nuevos países en Oriente Medio y otros en Asia, al igual que en Estados Unidos y Canadá, dado que son destinos con una proyección económica que es atractiva para los productos de la compañía.

Vale resaltar que, según el Dane con análisis de ProColombia, las exportaciones de mochilas de Colombia llegaron a US$1,7 millones, entre enero y junio de 2022, lo cual representó un aumento de 96,8% frente al mismo periodo de 2021. Estados Unidos, Polonia, España, Panamá, Perú y Chile fueron algunos de los compradores más importantes. En tanto que Bogotá, Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca y Nariño, fueron los departamentos más exportadores.

Descargas